EMBARAZO LEJOR EMBARAZO LEJOR

La posición del bebé, ¿podemos hacer algo? Destacado

14 Nov

Todas sabemos que la posición del bebé dentro de la barriga condiciona nuestro parto, ¿pero sabes realmente hasta que punto?

Durante el parto, para que el bebé pase a través de la pelvis, lo mejor es que se coloque con la cabeza hacia abajo. Generalmente, el bebé entra en la pelvis con el occipital (parte posterior de la cabecita) hacia el lado izquierdo de la máma y va girando y avanzando en su descenso de forma lenta y progresiva  hasta que en el estrecho inferior alcanza a colocar el occipital hacia la región anterior (cabecita mirando hacia la sínfisis del pubis y carita mirando hacia el sacro de la mamá). Os comparto un precioso vídeo de Nuria Vives para que podáis verlo con mayor claridad, la representación del camino del nacimiento.

https://www.youtube.com/watch?v=n43FJxTjBuQ

¿Eres consciente de lo perfectos que somos anatómicamente? ¿Te has dado cuenta que con todos estos movimientos lo que logramos es que el diámetro mayor de la cabeza de nuestro bebé coincida con el diámetro mayor de nuestra pelvis?

Sin embargo no siempre sucede esto, existen diversos factores que pueden favorecer la colocación de la cabeza una posición menos favorable, que no se encaje ni descienda a través de la pelvis de la mamá o que incluso el bebé no se coloque con la cabecita hacia abajo.

Ante cualquier circunstancia que se salga de lo habitual va a ser el equipo que te rodee el que te guie para saber qué es mejor en tú situación. A veces, adoptado diferentes posiciones como la cuadrupedia o de lado, podemos presentarle la gravedad, y facilitarle bebé que realice los movimientos oportunos y se coloque en una posición más adecuada. 

La gran mayoría de los bebés se colocan con la cabeza hacia abajo ya en la semana 34, si esto no sucede y el bebé se queda de nalgas a partir de la semana 36 tu ginecólogo te informará del procedimiento en tu caso particular. El hecho aislado de que un bebé esté en podálica no significa que tenga que ser si o si una cesárea, se puede intentar un parto vaginal según otros criterios médicos.

Lo más habitual en caso de que el bebé esté de nalgas es que se intenten algunas ténicas para que el bebé se voltee.

 

La versión cefálica externa es la técnica más conocida y utilizada. La OMS la reconoce como una técnica segura si se toman las precauciones necesarias, pero no en todos los casos es efectiva. Personalmente creo que siendo un binomio perfecto, mamá y bebé, si tu pequeño no se coloca es por algún motivo. ¿Qué necesidad tenemos de forzar una posición que no lo respeta con maniobras externas? 

El occipital es la región del cráneo que más pesa, por tanto si le presentamos la gravedad va a tener la oportunidad de dirigirse hacia ella. En el próximo post hablaremos de algunas posiciones que pueden favorecer que el bebé se coloque forma natural en posición cefálica. Además se ha demostrado que el tratamiento con acupuntura y moxibustión para facilitar el volteo del bebé, realizado siempre por un profesional sanitario correctamente formado, son técnicas efectivas y seguras. ¡Merece la pena intentarlo!

Uno de los factores que condiciona la postura del bebé y al que a penas le prestamos atención durante el embarazo es la postura que vayas adoptando durante las 40 semanas de gestación, así como el tono de tu faja abdominal. Muchas de las situaciones que suceden durante el embarazo no dependen directamente de nosotras, pero esta si, por lo que hay algunas cosas que puedes hacer para facilitar que el bebé se encaje de una forma más adecuada. 

postura correcta embarazo1

 

Si te fijas en la imagen de la izquierda, la posición de la cabeza y los hombros están adelantados, el pecho hundido, la pelvis está en anteversión, generando un aumento de la presión en la región abdominal y un aumento de la lordosis lumbar fisiológica, el peso del cuerpo está anteriorizado, generando un hiperextensión de los miembro inferiores. Todo esto hace que el bebé se oriente hacia posterior, hacia la espalda, dificultando que se encaje en la pelvis. 

Sin embargo, en la imagen de la derecha, se representa una mujer con la cabeza alta, los hombros hacia posterior, el pecho alto, la pelvis en una posición neutra, lo que mejora el tono de la región abdominal, manteniendo el abdomen alto, y mejorando la distribución del peso corporal en toda la planta del pie. Ahora sí, el bebé está orientado en el camino del nacimiento, facilitando que se encaje de forma adecuada en la pelvis.

 

Es tú bebé quién elige cómo colocarse en tú vientre, es tú bebé quién elige cómo nacer.

Más en esta categoría: « Acompáñame
Copyright © 2021 Clinica Melius. Todos los derechos reservados.